Galletas de pistola

El verano pasado me aficioné a hacer cosas en la cocina. Y a comprar cosas para hacer cosas en la cocina. 😦 IMAG0485

En mi ciudad hay una tienda que tiene mil y un gadgets. Es pequeñita pero no te puedes acabar todo lo que tienen. Se llama La maravilla. Si algún día paseáis por el centro de Maó, no os lo penséis: ¡entrad! Pero no os puedo asegurar que consigáis salir con las manos vacías…

Bueno, pues en una de mis compras impulsivas, compré una pistola de galletas. Con toda mi ilusión, al día siguiente intenté hacer galletas con ella (no sé si las fotografié… buscaré en mi archivo de fotos), pero… es lo que tiene no leer las instrucciones, que no sabía cómo funcionaba (no es que sea demasiado complicado, pero si no te explican el truquillo… te cuesta descubrirlo). Las primeras galletas que hice salieron feíllas porque sólo supe utilizar una de las boquillas (parecían galletas rizadas). Las galletas quedaron ricas, pero no eran espectaculares. Así que guardé la maquinita.

Pasaron los meses. Llegó Navidad. Una compañera del instituto trajo galletitas para todos el último día de clase y pensé que era un detalle súper mono. Así que decidí que yo también haría para mis amigos y para mi familia. Y ¿qué galletitas más típicas en Navidad que las de jengibre? Compré miel de caña y utilicé una receta de joyofbaking.com. No sé si sería la temperatura (la página es de Canadá) o qué, pero no hubo manera de conseguir una masa de galletas que podía trabajarse con cortador. Así que pensé en mi pistolita. Pero seguía sin saber cómo utilizarla. Y mi frustración me llevó a apretar la pistola sin levantarla de la superficie y… ¡oh, milagro! ¡Salió algo parecido a una galleta bonita! ¡Entonces descubrí cómo se utilizaba la dichosa pistolita!IMAG0486

Pero desde entonces no había vuelto a utilizarla (aunque las ganas no me faltaban), hasta que en Kanela y limón vi la receta para las galletas con pistola. Y me animé (se acercaba el día de la madre y pensé regalarle a mi madre un bonito bote de cristal lleno de galletitas). Y mientras se estaban horneando, decidí probar todas las boquillas y hacerles fotos.

IMAG0487

Y esta es la receta con los ingredientes:

  • 340g de mantequilla
  • 240g de azúcar
  • 2 cucharadas de leche
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 525g de harina

Cristina utilizó una batidora, yo decidí hacerlo a mano… fue duro, pero valió la pena. Primero mezclé la mantequilla y el azúcar (esto es lo que costó). Luego añadí la leche y la vainilla. A continuación, incorporé el huevo y la harina, tamizada junto con la levadura química. Y entonces, fui metiendo la pasta en la pistola y fui haciendo galletitas. Las hornée un poco más de lo que dice Cristina, unos 18-20 minutos a 180ºC y salieron… muy ricas, jeje. Aún me quedan algunas, pero la verdad es que se han ido rapidito. ¡Espero que os gusten si las probáis!